0.05 Mermelada parte II

Debo decir que quizá fue el noviazgo que más disfrute porque ambos éramos unos empalagosos que se la pasaban juntos y dándose besos (a mí me encantan los besos) pero eso no era todo lo que forma una relación, aunque él era muy buen novio yo necesitaba algo más y no quería quedarme estancada a los 16 años.