La casa de las flores III

Los que me conocen saben que soy una adicta a las series y el día de ayer terminé de ver la última entrega de nuestra novela millenial LA CASA DE LAS FLORES III

Esta temporada consta de trece capítulos de entre 35 a 27 minutos cada uno, todo comienza con Paulina trás las rejas celebrando el cumpleaños de su madre y va desarrollándose entre el presente y el pasado (1979) en esta misma fecha donde conocemos un poquito más sobre la “conservadora” Virginia de la Mora en sus tiempos de juventud y rebeldía.

Si esta temporada nos dio algo son más cliches de arquetipos mexicanos como otro tipo de madre conservadora con ideas del siglo pasado, la niña bien portada que creé que ser esposa es para lo que nació, el abiertamente gay de la comunidad privilegiada, el típico “homesexual de closet” y la forma en la que se arreglan las cosas en México pero no lo digo de mala manera, sino que es algo con lo que todos nos sentimos identificados pues hemos conocido algunos de estos personajes en nuestro circulo social o incluso en nuestra familia.

Lo que me gustó de esta temporada:

La manera que trata el tema de la comunidad lgbt comenzando por lo que era ser homosexual en los 70 con el rechazo familiar, el tabú de lo que significaba ser gay; las consecuencias que inmplica en un país como México querer formar una familia siendo parte de la comunidad lgbt pero sobre todo las terapias de conversión a las que muchos y muchas han y siguen siendo sometid@s por sus familias al creer que esto es una simple enfermedad que se puede curar.

Sobre todo estas escenas si me causan un conflicto ya que sólo nos enseñaron una pequeña parte de lo que se hacen en estas clínicas o granjas, creo que todos hemos escuchado historias de gente a la que electrocutan, medican y torturan de distintas formas para curar sus “aberraciones” y de la persona en la que te conviertes después de eso, odiándote, creyendo que lo que eres está mal.

No puedo evitar hablar de la aparición de Valentina, la drag queen, que se encarga de darle un nuevo toque al cabaret junto a nuestras otras dragas de temporadas pasadas,

Cuando Paulina dice que en Doctor es un drogadicto y una de las enfermeras le dice: “Aquí todos lo son” morí de risa.

No sé como escribir una reseña sin spoilear a nadie y ya tengo sueño pero si algo me dejo súper marcada esta temporada es a decir las cosas que uno siente en el momento que las siente, ustedes no saben lo que lloré cuando Salo se despide de su viejo Salo y de Chuy, cuando comienza a llorar y sabemos que se arrepiente por la decisión de tomó en el pasado que le costó una vida alejado del amor de su vida.

Si Ximena Xariñana quedó cancelada cuando mataron a Renata por andar de chismosa en “Amarte duele” en esta temporada con el papel de Carmela joven quedó perdonada porque amé a su personaje y como odié a Virginia de la Mora pero eso nos pasa a veces nos convertimos en lo que prometimos nunca ser.

Pero lo que más me gustó fue que terminara, ya sé que suena malo pero sabemos que la segunda temporada fue un fiasgo y aunque hubieron muchas cosas forzadas en esta última entrega creo que al menos termino de una buena manera, no de la mejor manera pero no estuvo tan decepcionante.

Además Manolo Caro y un soundtrack es magia pura porque nos transporta a otros lugares y tiempos.

Si algo odié esta temporada fue a la abuela que me recuerda a muchas personas de la tercera edad que creen que las cosas se hacen como en 1950 y que todos los demás estamos mal, sobre todo que intentan manejar nuestras vidas a como les parece a ellos correcto. También odio el personaje de Julián no sé si el actor es malo o realmente así está creado el personaje pero no me gusta, no me convence.

Y aunque muchos critiquen esta serie como basura comercial sabemos que La casa de las flores es un reflejo de muchas familias mexicanas con secretos colgando del techo, algunos enterrados, casas grandes y casas chicas o simplemente hay temas de los que no se hablan.

Pd: Estuvo gracioso ver a Ximena Xariñana e Isabel Burr en una escuela para señoritas pues ambas salieron en distintas versiones de “Niñas bien”, la película mexicana y la telenovela colombiana.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s