2.01 ¿Vale la pena?

20 Junio del 2014.

Ayer hubo otra peda en la casa de Julieta, Samuel y Manuel me designaron el puesto de DJ, mientras yo estaba concentrada en poner música llegó Erik, me vió y se salió, entró de nuevo y se sentó a mi lado mientras tomó la computadora para poner música, no nos hablamos hasta que llegaron todos y se sentaron en la mesa, jugamos pregunta rebotada.

(En este juego los jugadores se hacen preguntas entre sí, nunca se contestan sino que deben hacerle una pregunta a otra persona, las personas que contesten o se rían pierden y por lo tanto deben tomar)

Le pregunté a Sammuel:

-¿Por qué no eres tito el bambino?

Todos comenzamos a reír recordando que Julieta lo había golpeado el día anterior preguntándole lo mismo.

-Que mala onda- me dijo.

Hicimos otra ronda de preguntas y Samuel me preguntó:

-¿Y Daniel?

Erik volteó a verme y me dijo:

-Ah con que Daniel

A mí no me importó, yo seguí preguntando y cuando fue el turno de Erik me pregunta:

-¿Y Daniel?

Yo seguí preguntando y no le tomé importancia, Samuel le pregunta a Erik:

-¿Y tu novia?

Erik se quedó callado y tuvo que tomar.

Me fui temprano en esta ocasión porque tenía miedo que comenzara a llover de nuevo, llegué a la una de la mañana a mi casa y Maru aún seguía haciendo tarea. Hoy me desperté para ir a mi examen, Julieta aún no llegaba y fui a buscarla a su depa, estaba dormida, intenté despertarla pero no funcionó, incluso la mojé con agua de la llave pero se volvió a quedar dormida.

Ya está por acabar el semestre y me pongo a reflexionar sobre cuanto he cambiado: pedas, hombres y calificaciones: nunca me he puesto borracha pero he empezado a tomar, he besado a dos agrónomos este semestre y tuve un siete cuando el semestre pasado saque 10, 9 y 8. Ahora me pregunto ¿valió la pena?

 

22 de Junio del 2014.

Los adultos creen que los jóvenes no podemos hablar de la muerte porque no sabemos mucho de la vida y menos de cómo termina pero es inevitable no pensar en ello cuando veo a mi alrededor caer a las personas… así que contestando a mi pregunta de si vale la pena, claro que vale la pena, la aventura vale la pena en si misma.

Hoy hablé con mi roomie Karen sobre la lista de besos y los dos agrónomos en ella:

-Yo no podría – dijo- pero lo bueno es que pasó al final del semestre, así puedes reflexionar.

 

5 de Julio 2014

Pues sí la verdad Karen tenía razón

He vuelto a escribir, estoy en mi pueblo con toda esta lluvia y todos estos sentimientos encontrados, estar aquí me inspira y estar en León me confunde porque no sé quién soy, si soy yo, si estoy haciendo lo correcto, si estoy sacando a la verdadera Klaus o sólo me dejó llevar.

Si realmente quiero hacer una lista de besos… porque yo quiero encontrar a alguien…

Alguien a quien contarle mis problemas y que me cuente los suyos, que me calle con un beso, que diga que me quiere, que seamos tan perfectos que yo encaje justo en sus brazos, que mi mano y la de él sean como rompecabezas, que tengamos tanta química que me sea fácil amarlo, que siempre hablemos de lo que nos gusta, cosas en común pero que nos enojemos de vez en cuando de broma, que aunque tengamos altas y bajas siempre nos encontentamos, alguien que sea mi destino.

Que tengamos tanta física que su sonrisa me encante, que sus ojos brillen y que su cabello sea perfectamente imperfecto que sea más alto que yo, que me abrace de la cintura. Que sea sincero y que me haga querer darle todo, mis días, mis noches, hijos y hasta mis dos riñones.

Alguien que sepa tomarme fotos donde salga guapa, fotos que solo una persona que me ame podría tomar, debe ser romántico pero que me ponga en mi lugar cuando sea necesario, que me tome de la mano.

Que me ame con toda mi oscuridad y mi luz, con toda mi locura para que no intente cambiarme , que le guste verme sin maquillaje y despeinada, alguien con quien ver películas acurrucados en un sillón… Alguien que sea un sueño, porque siempre va a ser eso sólo un sueño, un sueño que sólo intenta darme un poco de fé y si no encuentro eso, prefiero estar sola porque hay muchas cosas mediocres en la vida y el amor no debería ser una de ellas.

Así que vuelvo a lo mismo, quizá hay un amor verdadero o quizá no pero mientras lo encuentro lo bailado ni quien me lo quita y no quiero ser una anciana que nunca encontró el amor y lo peor, que nunca disfrutó su juventud… así que quemaré mis casquillos ahora.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s